¡La buena noticia es que, en lo absoluto!

Si bien la crisis producida por el Covid-19 ha generado un ambiente de pausa, incertidumbre y desmejora en casi todas las áreas y mercados, también ha significado un reto muy motivante para los encargados de crear y adaptar nuevas formas y procesos a los nuevos tiempos.

Parece ser una temporada oscura, donde la planificación y la asignación de presupuestos para los proyectos se han visto pausadas, y en muchos casos eliminadas. Resulta difícil transitar por un proceso de adaptación como el que estamos experimentando en este momento, pero la crisis es un gran estímulo para la creatividad y es por ello que, quienes transitan estos ambientes saben que siempre hay maneras de salir adelante.

Rosanna Polo, Publicista y Directora de Wujuu! dice:

“En tiempos de crisis, o lloras o vendes pañuelos. Yo siempre apuesto por la reinvención, por buscar nuevas maneras de trabajar, buscar la oportunidad siempre en la adversidad; pues es allí en donde resulta más importante poner en práctica la innovación, la resiliencia y sobre todo el saber adaptarse en un mundo que no deja de hacerlo constantemente.”

Antonio Barrozzi, Periodista y Asesor de Comunicaciones nos comenta:

“A mí me ha funcionado muy bien la observación pausada y atenta. Fenómenos como el que actualmente vivimos siempre generan cambios importantes. ¿Te has fijado en el cambio que ha mostrado la gente, no sólo a nivel de conducta sino también a nivel de las sensaciones que generan dichas conductas? Resulta inspirador y apasionante poder captar esos elementos humanos para comunicar con empatía, utilizando el campo digital como medio seguro de llegada en estos tiempos de distanciamiento social”.

El rumbo parece no estar definido. El futuro cercano, aún difuso; pero lo importante sigue siendo el  mantenerse en movimiento, observando y creando con alegría, pues aún en tiempos de crisis, la creatividad es buena compañía.