¿Sabes por qué tu prospecto no sabe de tu existencia? Aunque no lo creas, los errores en tu blog corporativo tienen mucho que ver en esto. ¿Lo sabías? 

Algunos piensan que un blog es cuestión de escribir lo primero que te viene a tu mente. Y adivina, esa es una de las razones por las que eres invisible en internet.

Recuerda que esta potente herramienta de marketing ayuda a que tu cliente te descubra, se enamore de tus contenidos y sea fiel a tu marca. Pero si cometes estos errores, tu cliente optará por engañarte con la competencia: 

1. Haces copy paste

Sabemos que tienes múltiples tareas durante el día y por eso es tentador seleccionar un texto atractivo y pegarlo en tu documento. ¡Claro! Eso te ahorra tiempo y asunto arreglado. Pero ¿sabías que Google te penaliza por copiar contenido? Y tiene sentido, ¿a ti te gustaría que otra empresa copiara tus textos para hacer crecer su marca? Sabemos que no. 

Esto tiene un motivo, a Google le interesa que tu contenido sea original y relevante para tu audiencia. 

2. Ignoras el SEO

Cuéntanos, ¿qué es lo primero que haces cuando tienes una duda? Ya sea que busques las mejores marcas de alimento para tu mascota, consejos para tu próximo viaje, etc. ¿A qué medio recurres? Exacto, hoy en día es común hacer esas consultas en internet. 

Eso de hablar por teléfono para preguntar por algún servicio quedó en el pasado. Al menos para los millennials, que son los que representan el mayor impacto en la decisión de compra. 

Pasar por alto las estrategias SEO en tus contenidos causa que seas invisible para tu cliente potencial. Por eso es fundamental optimizar tus artículos de blog en los motores de búsqueda; y de ese modo, Google pueda posicionarte en los primeros lugares. 

3. Solo escribes para Google

¡Tampoco te vayas a los extremos! Enamorar a Google es importante, pero recuerda que quien lee tus contenidos y decide comprar o no es tu lector. Por eso debe haber un equilibrio entre aplicar estrategias SEO y humanizar tus contenidos para que el cliente se sienta identificado con tu marca. 

Recuerda que la conexión emocional es importante para atraer a tus prospectos. Así que evita repetir un millón de veces tus keywords principales, ya que para Google las emociones también son importantes a la hora de captar prospectos. 

4. Contratas un hosting barato

Como la mayoría de las empresas aún no tienen clara la relevancia del blog como estrategia, creen que comprar un hosting barato es la mejor opción. Pero no se dan cuenta de lo perjudicial que puede ser para su marca. ¿Te ha pasado? Seguro que sí. 

No olvides que lo barato sale caro. Antes de contratar un hosting para tu empresa, toma en cuenta la reputación de su servicio y atención al cliente. Las marcas de hosting más reconocidas en el mercado son BlueHost, HostGator, GoDaddy, Hostinger, entre otras. Pero si buscas algo más robusto y seguro, te sugerimos SiteGround o BanaHosting.

5. Tu velocidad de carga es lenta

¿Te parece molesto cuando entras a un sitio web que es demasiado lento? Lo primero que haces es salir porque te desesperaste y llevas prisa ¿cierto? Lo mismo le pasa a tu cliente si no cuidas la velocidad de carga de tu blog. 

Recuerda que hoy en día el cliente es más ansioso y quiere mayor rapidez. Si se percata que tu sitio es muy lento, de inmediato buscará la solución a sus problemas en el blog de tus competidores. Y obvio, eso significa una venta perdida para tu empresa. 

6. Publicas con poca frecuencia 

Publicar una o dos veces por mes afecta tu posicionamiento en buscadores. Por lo regular, eso sucede a falta de un calendario editorial, ya que no hubo una planeación previa. Aunque no lo creas, el calendario te será de gran ayuda y motivación, ya que tendrás definidas las temáticas de tus contenidos.

Como norma general, debes publicar entradas de blog por lo menos una o dos veces por semana. Toma en cuenta que cuando comienzas, Google quizá no indexe tus textos, ya que son muy pocos. Sin embargo, conforme aumentes tu número de artículos, el buscador comenzará a rastrear tu blog corporativo. 

¿Te das cuenta de la importancia de no pasar por alto los errores en tu blog corporativo? Prestarle atención marca la diferencia entre ser invisible o ser reconocido en tu sector. ¿Cuál prefieres? 

Como sabemos que quieres destacar frente a tus competidores y posiblemente no tengas tiempo de centrarte en tu blog, escríbenos y juntos lograremos optimizar el alcance de tu marca.